Marketing online

¿Cómo fortalecer las palabras claves en tu web?

Google Trends fortalece keywords de tu webUna de las grandes preocupaciones que tiene toda persona que desea posicionar su página web en cualquiera de los buscadores disponibles en internet está relacionada, directa o indirectamente, con la respuesta que se le da a esta pregunta: ¿cómo fortalecer las palabras claves en la web?

Tal y como hemos comentado en anteriores artículos, el uso de las palabras claves es vital para que nuestra página web exista en internet. En este sentido, el marketing de buscadores aprecia sobremanera la correcta relación que se pueda establecer entre el nombre del dominio de la web, su título, sus palabras claves y el contenido interno de todo el sitio.

Si nosotros logramos establecer un uso correcto de estos cuatro elementos, tenemos un gran terreno promocional ganado. Ahora bien, supongamos que hemos definido el nombre de nuestro sitio y demás detalles en función de los criterios de búsquedas de los internautas. El siguiente paso que debemos dar ahora es saber si realmente esos nombres y esas palabras claves funcionan como mecanismo de atracción de tráfico.

¿Qué hacer entonces? Te voy a dar una recomendación muy particular para que mejores tu trabajo y te lo hagas más cómodo: utiliza Google Trends. Pero, ¿y eso qué es? Google Trends es una potente herramienta del laboratorio de Google, Google Labs, que nos permite saber las tendencias de diferentes temáticas y cómo estas se relacionan con un conjunto de palabras que determinan el tráfico hacia la red. Desde el punto de vista del posicionamiento, es una herramienta muy interesante.

Google Trends nos ofrece muchas utilidades, pero de ellas la más importante va a ser la de poder apreciar comparativamente los resultados de las diferentes palabras claves. De un modo muy sencillo, cuando introducimos diferentes palabras claves en su caja de búsqueda, Google Trends nos ofrece un resultado sorprendente: nos indica el índice de popularidad de cada palabra y su evolución desde 2004.

Para conformar este informe, Google Trends hace una comparación entre las diferentes palabras claves escritas y evalúa su evolución en el tiempo a través de su enorme base de datos, o indagando en los titulares de diversos medios informativos a los que tiene acceso. Su resultado es numérico y gráfico.

Ahora bien, si queremos ser más precisos en nuestro criterio de búsqueda, Google Trends da la opción de realizar una nueva búsqueda especificando el país que nos interese, así como una determinada subregión y la fecha que nos sea más atractiva, con posibilidades de elegir entre los último treinta días o llegar hasta el mismo año 2004. Como para chuparse los dedos.

¿Y esto qué tiene que ver con el fortalecimiento de las palabras claves de una web? Mucho, diría que es fundamental. Imaginemos que ponemos una lista de palabras claves, damos al botón de Buscar y en fracciones de segundos vemos los resultados en pantalla. A cada palabra encontrada y comparada Google Trends le asigna un número, el cual está estrechamente relacionado con el nivel de popularidad de dicho término en la red.

Las palabras claves más buscadas tienen un mayor rango, las menos utilizadas tienen un menor rango incluso llegando hasta cero. ¿Qué nos dicen estos datos? Que la palabra clave con mayor número debería ofrecer un mayor tráfico hacia nuestra web ya que hay muchas personas interesadas en ella.

Las que posee menor puntuación serían poco atrayentes de tráfico. De este modo, Google Trends nos dibuja cuáles son las tendencias de búsquedas de determinado tema y nos ofrece la posibilidad de conocer las palabras que fortalecerían nuestra ubicación en la red.

Una aclaración, no mezclar estos resultados con los que puede ofrecer Google AdWords, son cosas diferentes. Los resultados que ofrece Google en AdWords tienen otro nivel de lectura: mientras más popular es una palabra a veces nos sale más cara en el presupuesto a pagar para promocionarla. Una cosa es posicionarse de un modo natural y otro pagando.

Pues bien, a todo lo dicho sobre Google Trends sólo me queda agregar que sus resultados son un claro reflejo de los temas que más le interesan a las personas en internet; mediante una sencilla búsqueda de palabras encadenadas y separadas por comas podemos conocer claramente si nuestra página se mueve dentro de ese rango de interés social y así determinar el posible grado de popularidad de nuestro trabajo.

Y un detalle final, observa cómo ese conjunto de palabras claves cambia en jerarquía numérica en la medida en que modificamos el país o la zona geográfica, igual ocurre con el tiempo.

¿Qué nos quiere decir esto? Que no podemos ser absolutos, que quizá una palabra sea muy popular en España pero no en Latinoamérica. De este modo, podemos ir adaptando nuestro lenguaje a las diferentes necesidades sociales de cada territorio, haciendo más intenso el tráfico hacia nuestra web en dependencia de hacia dónde queramos enfocar nuestro trabajo.

Marketing de pago vs. Posicionamiento

Marketing de pago vs Posicionamiento

Ayer, al concluir el Pots referente al tema de marketing online y sus diversas modalidades de promoción y uso, dejaba una pregunta sin contestar pero sí con la idea de hacernos reflexionar; por lo menos, unas horitas antes de irnos a dormir.

Hoy, una vez despierto y con algo de café en el cuerpo, me dispongo a buscar una solución inteligente a esta interrogante algo compleja. Por supuesto, no hay recetas, lo que yo diga o lo que diga Pepe o María es parte de este complicado mundo de internet, por lo que simplemente quiero dejar claro es que esto no es una receta de cocina la cual hay que cumplir al pié de la letra, sino una perspectiva a través de la cual todos podemos partir, experimentar y llegar a nuevas experiencias. Y enfatizo, llegar a nuevas experiencias, porque en su esencia esto es lo más importante: llegar a la adquisición de un conocimiento nuevo.

En internet no hay nada dicho, sobre todo cuando nadie sabe a ciencia cierta cómo se mueven los algoritmos de los diferentes buscadores y lo peor, nadie sabe cómo va a reaccionar la gente ante determinada campaña. El mundo de internet es como el de la economía: una ciencia incierta en la que nos movemos por supuestos, pero no por certezas. No hay nada que sea cierto en absoluto más que lo relativo mismo.

Sin embargo, existen experiencias dadas por el trabajo de otros, o de uno mismo, que nos pueden ayudar a no cometer errores que sí están demostrados conducen al fracaso. Pero bueno, vamos al tema.

¿Qué es mejor, el marketing de pago o un buen posicionamiento? Aquí va una respuesta que se sube a la cuerda floja: para mí es mejor estar bien posicionado. ¿Por qué? Sencillo, la primera razón por la que un buen posicionamiento supere al marketing de pago es simplemente su gratuidad, aunque estar bien posicionado implique tiempo y trabajo, horas de edición de código HTML, búsqueda de palabras claves, edición de etiquetas META y la madre de los tomates.

Está demostrado, Google y pandilla no cobran por posicionarte, y si te enteras y tienes pruebas puedes demandarlos. Yahoo y compañía trabajan por algoritmos; por lo tanto, en la medida en que se dominan estos, por lo menos teóricamente, el resultado es (a largo plazo) mucho mejor y más eficiente.

¿Por qué es bueno estar bien posicionado y a su vez es rentable? Antes de que intentes responder a esta pregunta te pongo en la siguiente situación: imagina que necesitas comprar un disco duro o una tarjeta gráfica. ¿Qué harías si estuvieras sentado frente al ordenador? Fácil, escribir en cualquiera de los buscadores “compra de disco duro” o “tiendas de informática” o cualquier otra palabra relacionada que se te ocurra, eso es lo de menos.

Lo que quiero significar es el hecho de que vas directo a un buscador y escribes la palabra del producto que necesitas. Y ya hay una parte de la guerra ganada. Según estudios realizados, es un hecho demostrado que más del ochenta por ciento de los internautas utilizan los buscadores para encontrar lo que están buscando.

Se ha demostrado además, que las personas que acceden a tu sitio web directamente de los buscadores tienen mayor probabilidad de comprar tus productos, cinco veces más, que aquellas que acceden a través de un banner. La fuente es un estudio realizado por de NPD Group y publicado en parte en la web 1and1.

Otro dato importante que se desprende de este estudio es que el tráfico que llega a tu web desde los buscadores es un tráfico calificado, el visitante llega hasta tu sitio porque está buscando tu producto o alguno relacionado con él. Por tanto, es un cliente potencialmente motivado para consumir lo que le ofreces. Otra cosa es saber aprovechar ese potencial emocional.

Concluyendo, tomando en cuenta todo lo dicho, podemos apreciar claramente las ventajas de tener un buen posicionamiento: estar posicionado nos sale gratis, nos facilita un tráfico cualificado y además, nos ofrece un cliente potencialmente motivado. De momento estas son las ventajas, las desventajas… ya veremos. Paciencia.

Marketing online, algunas ideas gratis y de pago

Marketing online gartis y de pagoVamos a suponer que estás decidido a vender una determinada mercancía en la red, y cuando digo una mercancía en el mundo de Internet lo mismo da un objeto físico que una idea que se pueda descargar en formato PDF o cualquier soporte de vídeo, una imagen JEPG, un archivo de audio o una plantilla en HTML. Lo que te quiero decir es que en Internet se puede vender de todo y en este caso, tú has descubierto qué vender.

Perfecto, ya tienes tu producto e incluso ya has llegado a instalar tu tienda online. Un poco apresurado pero ya lo has hecho. Muy bien. Felicidades, has dado el primer paso. Pero… detente un momento,  más despacio, ahora es que comienza realmente esta historia: te pregunto, ¿has logrado vender algo? ¿Tienes tus clientes fijos? ¿Tiene éxito tu negocio o simplemente has invertido un dinero que sólo te crea pérdidas? La verdad es que si no existes en la red, estas frito. Mejor cierra la web y ve a dormir.

Pero venga, no te desanimes. Vamos a ver qué podemos hacer para salvar tus inversiones. Paso a paso, no te desesperes. Veamos qué nos dice el marketing online.

Muy bien, ¿qué tienes para ofrecer? ¿Cuál es el producto que pretendes vender? Lo primero que  debes hacer es pensar y responder a esta pregunta: ¿a quién crees que le puede interesar esto que estas vendiendo? Depende de lo que me digas, pero he aquí tu primera respuesta: a tu cliente potencial, uf, muy fácil; sin embargo, te vuelvo a preguntar ¿y quién es esa persona? En estos momentos es vital que lo sepas, de ello depende todo el éxito de las inversiones futuras, tanto en dinero como en tiempo. Una definición clara te ahorra dinero y tiempo, y más que nada tiempo, que es oro en Internet.

Tu cliente es tu razón de ser, hacia él es donde debes enfocar tu plan de negocios, el nombre de tu página web, el tipo de productos que le vas a ofrecer y los más importante, el precio que le vas a cobrar por adquirir tu mercancía, más allá del tiempo que él invierta en ti. Evidentemente un estudio de mercado no vendría nada mal, es casi de manual. Mientras más sepas de tus clientes y de cómo la competencia actúa con ellos mejor. Un detalle más, si en Internet el tiempo es oro, la información vale el doble.

Y la información vale el doble tanto para ti como para el cliente. Por tanto, este es el momento en el que debes sentarte a planificar cómo darte a conocer en la red, cómo puedes hacerte visible entre las tantas páginas de ventas de productos similares al tuyo. Para ello, hay que tomar varias decisiones que se van a centrar, fundamentalmente, en la idea de generar tráfico hacia tu web, hacia tu portal de ventas online.

Existen muchas variables a la hora de escoger una u otra vía de promoción y marketing. Por una parte puedes convertirte en un activista de tus productos mediante la redacción y publicación de artículos en Internet, lo más recomendable es un blog, fácil de utilizar, fácil de publicar, fácil de actualizar. Pero no te preocupes, si no sabes o no tienes tiempo para escribir, puedes contratar a alguien que lo haga por ti. La red está llena de personas capaces de hacer este trabajo. Escribe “blogger busca” en Google y verás 9.800.000 resultados.

Existe además la variante de utilizar las redes sociales en las que Facebook y Twitter resultan protagónicas, aunque en el mundo hispanoparlante hay muchas más opciones: hi5, Tuenti, Linked, Xing, Psicofxp o Taringa. Cada una tiene sus características y peculiaridades pero a fin de cuentas sirven para establecer lazos de comunicación directos entre los internautas conectados. Eso sí, hay que ser muy sutil en estos sitios. El marketing agresivo no funciona, todo lo contrario, se puede convertir en tu peor enemigo.

La última de las opciones que te pudiera resultar atractiva para este marketing online es la variante de pago. En este punto sí deberías considerar un gasto iniciar como inversión. Para ello existen tres forman fundamentales para dar a conocer tu producto. Primero tienes el pago por clic, en la cual tú inviertes una determinada cantidad de dinero y contratas un servicio para promocionarte, digamos por ejemplo Google AdWords, en la medida en que compras unas palabras claves y la gente va haciendo clic en tus anuncios, Google te va descontando de tu presupuesto inicial. Este servicio lo puedes contratar también con Yahoo o incluso con Facebook. Aquí resulta fácil centrar tu promoción por grupo de edad, sexo, área geográfica, etc.

También puedes formar parte de un programa de afiliados y pagar por publicidad pero en este caso ofreciendo una comisión al anunciante por cada producto que se compren o por rellenar un formulario con sus datos. En estos tipos de programas de afiliados tienes la ventaja de que el nombre de tu marca y su imagen corporativa puede estar dispersa por diferentes páginas y no tienes necesariamente que pagar por clic, sino por comisión de compra.

El único inconveniente es que, a diferencia del programa anterior, el público se te dispersa y la campaña se hace más generalista, aunque tu presencia en los diferentes blogs y webs adjuntas a estos programas te hace más activo ya que muchos te promocionan a la espera de una ganancia por comisión. Es un riesgo, pero bueno, ganas en presencia y te das a conocer. Si deseas puedes acercarte a los portales de afiliados más populares como Affilinet, Zanox o TradeDoubler.

En resumen, para un buen negocio en Internet no bastan las buenas intenciones; sino una buena estrategia de visibilidad en la red que en algunos casos es gratis y en otros de pago. En otros pots iremos descubriendo nuevos detalles de cada una de estas acciones que nos permiten salir a flote ante tanta oferta. Sin embargo, quisiera despedirme hoy dejando una pregunta en el aire, ¿qué es mejor para atraer clientes a la web: un buen trabajo de posicionamiento en los buscadores o una intensa campaña de marketing de pago?

Ya veremos, ya veremos…