Cuatro habilidades necesarias, en cualquier Community Manager

La profesión de un Community Manager se relaciona, cada vez más, con el campo de la psicología. Además, el sector del marketing y de la publicidad, se va a encontrar con una serie de desafíos, bastante importantes, a lo largo del presente año 2012. Al hablar de un Community Manager estamos hablando de un tipo de profesional que posee una gran capacidad, para poder liderar a un grupo de personas, para poder construir unas determinadas marcas, que se vayan a sustentar en la reciprocidad y que se centren en la coherencia. Deben abordar su labor, con la mayor simplicidad posible. El año 2012 se presenta como un año de continuos cambios, donde el consumidor se ha convertido en el objetivo más importante, por parte de las marcas y, para ello, el Community Manager va a ser básico, ya que se va a encargar de ser el enlace entre los posibles clientes y las marcas. Para lograr construir un vinculo, que sea sólido y con compromiso, hay que usar las creencias y las emociones, de los consumidores. Además, hay que tener dos premisas básicas: Web móvil y la necesidad de liderazgo, por lo que el Community Manager se convierte en una pieza fundamental para las marcas y empresas, que están buscando un crecimiento, que esté sustentado, que sea horizontal y que se caracterice por una gran eficacia. Nos encontramos con una gran cantidad de habilidades, que dicho profesional debe desarrollar, para lograr ser el líder de la opinión, como son planificar y saber delegar; gestionar y saber motivar… además, la idea de que los profesionales, que poseen unos expedientes académicos, con mejores notas, no siempre son los mejores en su campo.
Foto: fuente.