contenido

Reinventar el contenido, dentro del marketing online (II)

Ahora no basta con tener nuestra propia página de fans. Eso es un error. Hay que tener claro que tipo de contenidos vamos a compartir, no confiar en los agregadores automáticos de RSS, que pueden colocar, de golpe, hasta 10 noticias, que traten tanto Facebook como Twitter y, también, tendremos que planificar un conjunto de estrategias de comunicación, que sean exclusivos, para cada uno de los medios y cada una de las plataformas. Los públicos, de cada una de las redes sociales, son distintos, entre sí y hay que tratarlos, teniendo en cuenta cada una de esas diferencias, para poder comunicarnos con ellos, de manera efectiva. Los contenidos de texto que creamos, deben ir evolucionando y adaptarse a los cambios, que se producen, en Internet y las redes sociales. Es básico que en nuestros contenidos mande la calidad; pero, también, nuevas maneras de encontrar los temas que estén más de moda, más de actualidad. Sólo tendremos que comprobar, día a día, de lo que hablan nuestros contactos, a través de las redes sociales, para saber cuales son los temas que se están tratando. Incluso, los populares “trending topics”, que aparecen en Twitter, nos pueden sorprender, para poder crear contenidos nuevos, que atraigan a los consumidores. Un tema aparte es el video, en Internet. La televisión suele estar acostumbrada a los cánones, que son más clásicos, y suelen verse series, programas y productos, que superan la hora de duración, de forma general. El tele-espectador, que está acostumbrado a ver la TV, desde su sofá, está acostumbrado a ver durante horas, la misma.
Foto: fuente

Reinventar el contenido, dentro del marketing online

Una de las preocupaciones más importantes, para las empresas, es la pérdida de seguidores, o sea, de audiencia. Es una obsesión para aquellos sitios web, que poseen un gran trafico, que están más ceca de las redes sociales, que mandan en la red y es un punto que suele agobiar, a los webmaster, a lo largo de su jornada laboral. El público, que se caracteriza por ser cambiante, esquivo y que no le importa cambiar sus gustos, suele limitarse, cada vez más, a navegar, de manera exclusiva, a través de las redes sociales, donde van a estar un limitado número de horas. Así, este tipo de usuarios ya no pasan su tiempo de ocio leyendo revistas o disfrutando de los medios de comunicación. Ahora, se conecta a las distintas redes sociales, tanto a Facebook, como a otras parecidas, desde su propio teléfono móvil o su PC. Lo primero que debe hacer una empresa, es aceptar estos cambios en la manera de navegación y dejar de ver las redes sociales, como enemigo principal de las páginas webs, más importantes. Todo lo contrario, se pueden ver como aliadas, por parte de las empresas, para poder impulsar contenidos novedosos. Es cierto que lograr la atención de los consumidores es más difícil, pero hay que ser capaces de reinventar el contenido, para poder recuperar a los internautas. Si no logramos que entren consumidores, en nuestra página web, sería bueno buscarlos fuera de la misma. Y, quedarse en la existencia de las webs, en las distintas redes sociales, puede provocar que nuestro trabajo quede muy limitado.
Foto: fuente