negocios

La imagen en Internet

Internet ha logrado un desarrollo increíble, en los primeros años del s. XXI. Esto hace que no se pueda dejar de lado, y ninguna empresa de comunicación o de marketing puede desaprovechar este hecho. El mayor problema es que, ante el fuerte impulso de Internet, nuestra empresa se quede dormida en los laureles y, por no querer aprovechar su existencia, pierda múltiples oportunidades y liderazgos. También, hay que señalar que muchas personas se equivocan a la hora de realizar la estrategia de empresa, a través de Internet. La primera pregunta que debemos hacernos, o hacerse un comunicador o empresario, es si le será útil tener una página web, de su negocio. La mayor parte deciden apostar por esto, aunque, si lo que se busca es renombre, podríamos elegir otra opción, más segura, que sería formar parte de portales, o lugares de bastante tráfico, y dejar mensajes, lo más atractivos posibles. Eso sí, es clave tener un lugar de referencia, que nos sirva, de la manera más adecuada, a la estrategia de comunicación y de mercado. Es cierto que la publicidad está aumentando en Internet; pero, en un porcentaje menor de lo esperado. Donde más se ha notado el cambio, es que en Internet se vende de todo: libros, juguetes, viajes, música… Por esa razón, hay que tener mucho cuidado con la imagen que damos en la red. Sin duda, nos va a valer mucho la pena, ya que se espera mejoras en las estructuras telefónicas, lo que hará que la publicidad gane poder, en Internet.

Foto: fuente

Ser o no ser Marketing Online, una nueva forma de negocio

 

 

Este mes de junio del 2011, “Ser o no ser Marketing Online”, saca al mercado una nueva manera de negocio. Se basa en los resultados que se obtienen y en el éxito que tengan sus acciones de marketing online. Así, sus clientes solo pagan si se alcanzan los objetivos y no por el servicio que se presta. Este cambio está dentro de la estrategia de crecimiento que lleva a cabo la empresa y la búsqueda de cooperación con las empresas que tienen más éxito, en un momento en el que el mercado económico español está pasando un mal momento. Esta nueva modalidad se recomienda, sobre todo, a la empresas medianas y se basa en los acuerdos de “Outscourcing”, para que pueda asumir las responsabilidades de la unidad de negocio online, dentro de las cuales tenemos a los inversores; pero, sólo se cobra si hay resultados. Cada cliente es diferente, posee su propia forma de trabajo y su negocio online puede ser, más o menos, medible. No puede proponer ni una idea estándar ni un precio fijo. A cada uno de sus clientes se les realiza un estudio previo y se realiza una negociación para llevarlo a cabo. “los clientes buscan soluciones llave en mano y desean ponerse en manos de profesionales, que asuman riesgos y que compartan los fracasos y los éxitos”. La empresa ya lleva cinco años trabajando en el sector, y posee a más de 1000 clientes, en distintos sectores empresariales. Posee todos los certificados necesarios para organizar proyectos en Internet y los medios técnicos y humanos para asegurar que todo vaya bien. Entre los servicios que ofrecen tenemos: posicionamiento natural, comunicación on-line, reputación on-line, gestión de campañas Google Adwords, Redes sociales y Web de empleo.

Foto: fuente