página web

¿Quieres diagnosticar tu página web?

En un mundo virtual saturado de páginas webs, tanto con la temática igual a la nuestra o de otros contenidos ajenos, el conocimiento de la ubicación de nuestro sitio web en internet es de vital importancia estratégica para el desarrollo de las actividades online. Una buena ubicación en los resultados de los buscadores es sinónimo de mayor número de visitas y si las cosas están bien hechas, es un equivalente de captación de nuevos clientes.

Ahora bien, ¿cómo saber cuál es nuestra posición en los resultados de Google o Yahoo? ¿Cómo podemos diagnosticar el sitio web? La forma más primaria y elemental de conocer nuestra posición es escribir el nombre de la página en el cuadro de diálogo e ir buscando página por página hasta encontrar la ubicación del sitio, si es que aparece, entre los diversos resultados que se ofrecen al internauta. Sin embargo, ésta opción es muy limitada ya que nos roba tiempo y en algunos casos no llegamos a conocer la respuesta final, quedándonos con la frustración.

Sin embargo, para saber lo que buscamos existe una alternativa mucho más cómoda y eficaz. El trabajo se hace de manera automática y los resultados suelen ser muy precisos. La herramienta que les quiero sugerir es Tools Live, un sitio más que una herramienta en sí que nos brinda una variedad de información sobre nuestro sitio que tiene mucho valor.

Lo primero que salta a la vista es que no hay que instalar ningún software, por ahí ya vamos ganando terreno, simplemente hay que ir a su sitio, Tools Live, y escribir la dirección de la web que se quiera consultar. Las elecciones son varias en correspondencia a la información que se solicite, sus resultados se pueden obtener de un modo generalizado o individual y por países.

Tools Live ofrece un total de nueve herramientas para SEO: PageRank actual, Google ranking, Google Ranking por país, Estabilidad del Google Ranking, Páginas indexadas en Google, Páginas indexadas en Google en el tiempo, Backlinks en Google, Analísis enlaces salientes y Analísis enlaces internos.

Para obtener la información simplemente hay que hacer clic en cada apartado de modo individual y escribir la dirección web en la caja de diálogo. A continuación podemos apreciar el informe que se genera de un modo automático y a una velocidad sorprendente. El resto consiste en anotar los resultados y evaluar la calidad de nuestro trabajo.

Tools Live ofrece una oportunidad única de conocer dónde nos ubicamos y qué podemos hacer para mejorar nuestros resultados en la red. Haz la prueba y verás. Descubre dónde estas…

Posicionamiento y trabajo con imágenes

Como les había dicho en el anterior post sobre posicionamiento, existen cuatro elementos básicos que configuran la anatomía de una página web. En tal sentido vimos que ésta no sólo está compuesta por sólo texto escrito, sino también está formada por imágenes fijas,  en el caso de las fotografías, o en movimiento (audiovisuales) y la música.

Pues bien, aunque parezca una verdad gritada a voces hay que repetirlo: en el caso de las imágenes estas influyen considerablemente en el proceso de posicionamiento de los buscadores. Y digo más, su proceso de influencia es directo, a través de su código HTML, y de un modo indirecto: sobre la manera en que interviene en el proceso de percepción de la web que recibe el internauta.

Veamos primero los elementos técnicos del caso. Una imagen fotográfica que se colocada en una web es un conjunto de información codificada en un archivo de tipo JPEG o GIF. Este archivo tiene un peso que está determinado por la cantidad de pixel que la compongan; en la medida en que aumentan los pixeles aumenta la resolución de la imagen y su tamaño y calidad. Sin embargo, este aumento de la imagen atenta contra el tiempo de carga de la página web en el ordenador. Al haber más datos, la información tarda más en llegar y cargarse.

Es por ello que se recomienda no hacer uso de archivos muy grandes para estas imágenes a no ser que se precise de las mismas por cuestiones profesionales. Los motores de búsquedas tienen muy encueta todos los elementos que de una forma u otra tiendan a ralentizar el proceso de descarga y apertura de una página web, aunque se diga en muchos casos que éstos ignoran las imágenes. Por eso se los digo, es mejor evitar.

Por otra parte, nosotros podemos semantizar el contenido es estas imágenes en la página web aunque en su esencia sean archivos de pixeles. Para ello debemos ir al código HTML e incluir las etiquetas alt=”<descripción de la imagen>”, title=”<Nombre de la imagen asociada al post>” y longdesc=”<Descripción más larga de la imagen>” en el campo que ocupe el código HTML de la imagen: <img src=(…)/>. Esto facilitará el reconocimiento del tema de la imagen por parte de los motores de búsquedas.

Otro elemento que todo administrador o desarrollador de una web debe tener en cuenta es la composición visual de la página web. En este punto debemos conocer que al visitante antes de leer el texto escrito, lo primero que le llega a la mente es la información visual distribuida por toda la página web. Para ello  el diseño del sitio tiene que ser armónico y equilibrado, sencillo, donde cada elemento esté bien ubicado en función de su mensaje. La gente huye de sitios carnavalescos y saturados visualmente. Hay que cuidar el uso de las imágenes y la publicidad.

Un buen ejercicio de marketing online que se enfoque hacia el posicionamiento debe tener todo esto en cuenta, porque no se trata sólo de publicitar un producto, sino el ofrecer algo de calidad y la calidad en este caso es técnica; pero también estética.

Para los que dedicamos horas y horas en poner a funcionar una página web, no nos basta sólo con tener un trabajo bien hecho y tener un buen posicionamiento; sino que también debemos aparecer ante los ojos de los otros con un producto profesional, que se vea que hemos exprimido algo de nuestras neuronas. En internet, la mejor manera de hacerse visible es tener un buen posicionamiento en los buscadores; pero también debemos satisfacer el deseo de quien nos consume para que vuelva una y otra vez.

Las palabras claves en el posicionamiento web

"Palabras claves y posicionamiento"
.Mucho se ha escrito sobre los trucos se pueden realizar para intentar engañar a los motores de búsquedas que se encargan de indexar las páginas webs, y así recibir a cambio un lugar favorable en su ranking de posicionamiento.
La verdad es que la fórmula de este algoritmo de cálculo es sido uno de los secretos mejor guardados por los programadores de Google y compañía; sin embargo, muchos desarrolladores han recurrido al proceso de ensayo y errores para ir descubriendo, hasta donde se ha podido, algunos truquillos que son muy útiles a la hora de optimizar nuestra presencia en los resultados de búsquedas online.
En el marketing online existir es estar en cabeza de lista de los resultados de Google. Siempre que publicamos una página web lo hacemos porque perseguimos un objetivo, ya sea transmitir una información, ofrecer un servicio, vender un producto o simplemente socializar una idea. En su esencia, el contenido que recibimos como usuarios de dicha página web está conformado por texto escrito, inclusión de fotografías, imágenes de vídeo y en algunos casos, hasta sonido.
Estos son los cuatro elementos básicos que nos permiten interactuar con toda la información que hay en el sitio. Ahora bien, ¿Qué podemos hacer para que estos cuatro elementos se conviertan en sólidos recursos que puedan atraer nuevos visitantes a la web o hacer que los que ya estuvieron,  vuelvan?
Ya les digo, es muy difícil encontrar la solución perfecta; no obstante, algo podemos hacer para mejorar nuestra ubicación en los resultados de búsquedas en internet o sea, para existir en red.

Las palabras claves

Pues bien, para ello debemos comenzar por el principio: las palabras. Una página web está compuesta en un alto porciento por palabras, párrafos organizados alrededor de una idea. Sin embargo, para los motores de búsquedas no todas estas palabras tienen el mismo significado y mucho menos la misma relevancia. Hay palabras fuertes, que constituyen la columna central del discurso y otras periféricas. Nosotros debemos definir cuáles son esas palabras fuertes: nuestras keywords.

Keywords: Palabras Clave

¿Cuáles son las palabras claves, keywords, que se van a utilizar en la página web para orientar la búsqueda de los motores que indexan su contenido? ¿Dónde vamos a ubicarlas dentro el cuerpo del texto? La definición de las palabras claves y su ubicación en el cuerpo del texto es vital para los resultados esperados. Este es el primer elemento a tener en cuenta para mejorar nuestra visibilidad en los resultados de búsqueda.
En tal sentido, debo decir que lo primero que hay que hacer es saber incluir estas palabras claves en lugares estratégicos del texto, y uno de ellos va a ser precisamente el título y los subtítulos o entradillas si los tuviera. Un principio que hay que tener en cuenta es que las palabras que se escriben más a la izquierda en los títulos y entradillas adquieren mayor relevancia.
No es lo mismo decir Las palabras claves en el posicionamiento web, donde el valor de que se le da a la frase palabras claves es mayor por estar más a la izquierda que El posicionamiento y las palabras claves. En este caso, el mayor peso semántico lo ocupa la voz posicionamiento y no precisamente la frase palabras claves por estar ubicadas en este caso al final de la frase, más a la derecha. Los motores de búsquedas son semánticos e indexan por palabras y frases, no olvidarlo.

Ubicación de palabras claves

Otro elemento que debemos tener presente es la densidad de las palabras utilizadas, su repetitividad dentro del cuerpo del texto y su jerarquía. Sin lugar a dudas, estas ubicaciones aparentemente insignificantes le darán o no más relevancia a nuestro contenido en correspondencia con otras páginas que ya existan en internet y utilicen un lenguaje parecido, digamos por ejemplo, que traten un mismo tema y compitan con el nuestra.
Para ello, distribuimos inteligentemente la repetición de esas palabras claves por todo el recorrido del texto, con un sentido lógico y sin exagerar, en muchos casos podemos valernos de  diversos marcadores (negritas, itálicas, etc.) y de este modo se diferenciará del resto de las palabras ordinarias del texto. Esto es lo que se conoce como usos de tags semánticos en el texto. De este modo podemos establecer jerarquías entre unas palabras y otras.

Aumentar visitas a la web

Pues bien, les había dicho al principio que existían cuatro elementos básicos que componían el lenguaje de la web. En su esencia estos eran el texto escrito, las fotografías, las imágenes de vídeos y el sonido. De momento me he centrado en el uso y tratamiento que se les pueden dar a las palabras en el texto. En próximas entregas, hablaré sobre el uso debido de las imágenes y el resto de los componentes de los que hice mención, todos en función de optimizar la búsqueda de nuestra página web.
Sólo deseo enfatizar en una idea final: nuestro trabajo de posicionamiento puede ser muy eficiente, pero si no somos capaces de ofrecerles al lector un contenido de calidad, éste cerrará el sitio y no pasada de las primeras líneas, nos borrará voluntariamente aunque estemos en cabeza de lista en Google. Por tanto, la calidad del contenido nuestra web es la mejor opción para invitar a nuevas lecturas. Esa es la regla de oro número uno, no lo olvides.