palabras claves

¿Cómo fortalecer las palabras claves en tu web?

Google Trends fortalece keywords de tu webUna de las grandes preocupaciones que tiene toda persona que desea posicionar su página web en cualquiera de los buscadores disponibles en internet está relacionada, directa o indirectamente, con la respuesta que se le da a esta pregunta: ¿cómo fortalecer las palabras claves en la web?

Tal y como hemos comentado en anteriores artículos, el uso de las palabras claves es vital para que nuestra página web exista en internet. En este sentido, el marketing de buscadores aprecia sobremanera la correcta relación que se pueda establecer entre el nombre del dominio de la web, su título, sus palabras claves y el contenido interno de todo el sitio.

Si nosotros logramos establecer un uso correcto de estos cuatro elementos, tenemos un gran terreno promocional ganado. Ahora bien, supongamos que hemos definido el nombre de nuestro sitio y demás detalles en función de los criterios de búsquedas de los internautas. El siguiente paso que debemos dar ahora es saber si realmente esos nombres y esas palabras claves funcionan como mecanismo de atracción de tráfico.

¿Qué hacer entonces? Te voy a dar una recomendación muy particular para que mejores tu trabajo y te lo hagas más cómodo: utiliza Google Trends. Pero, ¿y eso qué es? Google Trends es una potente herramienta del laboratorio de Google, Google Labs, que nos permite saber las tendencias de diferentes temáticas y cómo estas se relacionan con un conjunto de palabras que determinan el tráfico hacia la red. Desde el punto de vista del posicionamiento, es una herramienta muy interesante.

Google Trends nos ofrece muchas utilidades, pero de ellas la más importante va a ser la de poder apreciar comparativamente los resultados de las diferentes palabras claves. De un modo muy sencillo, cuando introducimos diferentes palabras claves en su caja de búsqueda, Google Trends nos ofrece un resultado sorprendente: nos indica el índice de popularidad de cada palabra y su evolución desde 2004.

Para conformar este informe, Google Trends hace una comparación entre las diferentes palabras claves escritas y evalúa su evolución en el tiempo a través de su enorme base de datos, o indagando en los titulares de diversos medios informativos a los que tiene acceso. Su resultado es numérico y gráfico.

Ahora bien, si queremos ser más precisos en nuestro criterio de búsqueda, Google Trends da la opción de realizar una nueva búsqueda especificando el país que nos interese, así como una determinada subregión y la fecha que nos sea más atractiva, con posibilidades de elegir entre los último treinta días o llegar hasta el mismo año 2004. Como para chuparse los dedos.

¿Y esto qué tiene que ver con el fortalecimiento de las palabras claves de una web? Mucho, diría que es fundamental. Imaginemos que ponemos una lista de palabras claves, damos al botón de Buscar y en fracciones de segundos vemos los resultados en pantalla. A cada palabra encontrada y comparada Google Trends le asigna un número, el cual está estrechamente relacionado con el nivel de popularidad de dicho término en la red.

Las palabras claves más buscadas tienen un mayor rango, las menos utilizadas tienen un menor rango incluso llegando hasta cero. ¿Qué nos dicen estos datos? Que la palabra clave con mayor número debería ofrecer un mayor tráfico hacia nuestra web ya que hay muchas personas interesadas en ella.

Las que posee menor puntuación serían poco atrayentes de tráfico. De este modo, Google Trends nos dibuja cuáles son las tendencias de búsquedas de determinado tema y nos ofrece la posibilidad de conocer las palabras que fortalecerían nuestra ubicación en la red.

Una aclaración, no mezclar estos resultados con los que puede ofrecer Google AdWords, son cosas diferentes. Los resultados que ofrece Google en AdWords tienen otro nivel de lectura: mientras más popular es una palabra a veces nos sale más cara en el presupuesto a pagar para promocionarla. Una cosa es posicionarse de un modo natural y otro pagando.

Pues bien, a todo lo dicho sobre Google Trends sólo me queda agregar que sus resultados son un claro reflejo de los temas que más le interesan a las personas en internet; mediante una sencilla búsqueda de palabras encadenadas y separadas por comas podemos conocer claramente si nuestra página se mueve dentro de ese rango de interés social y así determinar el posible grado de popularidad de nuestro trabajo.

Y un detalle final, observa cómo ese conjunto de palabras claves cambia en jerarquía numérica en la medida en que modificamos el país o la zona geográfica, igual ocurre con el tiempo.

¿Qué nos quiere decir esto? Que no podemos ser absolutos, que quizá una palabra sea muy popular en España pero no en Latinoamérica. De este modo, podemos ir adaptando nuestro lenguaje a las diferentes necesidades sociales de cada territorio, haciendo más intenso el tráfico hacia nuestra web en dependencia de hacia dónde queramos enfocar nuestro trabajo.

Las palabras claves en el posicionamiento web

"Palabras claves y posicionamiento"
.Mucho se ha escrito sobre los trucos se pueden realizar para intentar engañar a los motores de búsquedas que se encargan de indexar las páginas webs, y así recibir a cambio un lugar favorable en su ranking de posicionamiento.
La verdad es que la fórmula de este algoritmo de cálculo es sido uno de los secretos mejor guardados por los programadores de Google y compañía; sin embargo, muchos desarrolladores han recurrido al proceso de ensayo y errores para ir descubriendo, hasta donde se ha podido, algunos truquillos que son muy útiles a la hora de optimizar nuestra presencia en los resultados de búsquedas online.
En el marketing online existir es estar en cabeza de lista de los resultados de Google. Siempre que publicamos una página web lo hacemos porque perseguimos un objetivo, ya sea transmitir una información, ofrecer un servicio, vender un producto o simplemente socializar una idea. En su esencia, el contenido que recibimos como usuarios de dicha página web está conformado por texto escrito, inclusión de fotografías, imágenes de vídeo y en algunos casos, hasta sonido.
Estos son los cuatro elementos básicos que nos permiten interactuar con toda la información que hay en el sitio. Ahora bien, ¿Qué podemos hacer para que estos cuatro elementos se conviertan en sólidos recursos que puedan atraer nuevos visitantes a la web o hacer que los que ya estuvieron,  vuelvan?
Ya les digo, es muy difícil encontrar la solución perfecta; no obstante, algo podemos hacer para mejorar nuestra ubicación en los resultados de búsquedas en internet o sea, para existir en red.

Las palabras claves

Pues bien, para ello debemos comenzar por el principio: las palabras. Una página web está compuesta en un alto porciento por palabras, párrafos organizados alrededor de una idea. Sin embargo, para los motores de búsquedas no todas estas palabras tienen el mismo significado y mucho menos la misma relevancia. Hay palabras fuertes, que constituyen la columna central del discurso y otras periféricas. Nosotros debemos definir cuáles son esas palabras fuertes: nuestras keywords.

Keywords: Palabras Clave

¿Cuáles son las palabras claves, keywords, que se van a utilizar en la página web para orientar la búsqueda de los motores que indexan su contenido? ¿Dónde vamos a ubicarlas dentro el cuerpo del texto? La definición de las palabras claves y su ubicación en el cuerpo del texto es vital para los resultados esperados. Este es el primer elemento a tener en cuenta para mejorar nuestra visibilidad en los resultados de búsqueda.
En tal sentido, debo decir que lo primero que hay que hacer es saber incluir estas palabras claves en lugares estratégicos del texto, y uno de ellos va a ser precisamente el título y los subtítulos o entradillas si los tuviera. Un principio que hay que tener en cuenta es que las palabras que se escriben más a la izquierda en los títulos y entradillas adquieren mayor relevancia.
No es lo mismo decir Las palabras claves en el posicionamiento web, donde el valor de que se le da a la frase palabras claves es mayor por estar más a la izquierda que El posicionamiento y las palabras claves. En este caso, el mayor peso semántico lo ocupa la voz posicionamiento y no precisamente la frase palabras claves por estar ubicadas en este caso al final de la frase, más a la derecha. Los motores de búsquedas son semánticos e indexan por palabras y frases, no olvidarlo.

Ubicación de palabras claves

Otro elemento que debemos tener presente es la densidad de las palabras utilizadas, su repetitividad dentro del cuerpo del texto y su jerarquía. Sin lugar a dudas, estas ubicaciones aparentemente insignificantes le darán o no más relevancia a nuestro contenido en correspondencia con otras páginas que ya existan en internet y utilicen un lenguaje parecido, digamos por ejemplo, que traten un mismo tema y compitan con el nuestra.
Para ello, distribuimos inteligentemente la repetición de esas palabras claves por todo el recorrido del texto, con un sentido lógico y sin exagerar, en muchos casos podemos valernos de  diversos marcadores (negritas, itálicas, etc.) y de este modo se diferenciará del resto de las palabras ordinarias del texto. Esto es lo que se conoce como usos de tags semánticos en el texto. De este modo podemos establecer jerarquías entre unas palabras y otras.

Aumentar visitas a la web

Pues bien, les había dicho al principio que existían cuatro elementos básicos que componían el lenguaje de la web. En su esencia estos eran el texto escrito, las fotografías, las imágenes de vídeos y el sonido. De momento me he centrado en el uso y tratamiento que se les pueden dar a las palabras en el texto. En próximas entregas, hablaré sobre el uso debido de las imágenes y el resto de los componentes de los que hice mención, todos en función de optimizar la búsqueda de nuestra página web.
Sólo deseo enfatizar en una idea final: nuestro trabajo de posicionamiento puede ser muy eficiente, pero si no somos capaces de ofrecerles al lector un contenido de calidad, éste cerrará el sitio y no pasada de las primeras líneas, nos borrará voluntariamente aunque estemos en cabeza de lista en Google. Por tanto, la calidad del contenido nuestra web es la mejor opción para invitar a nuevas lecturas. Esa es la regla de oro número uno, no lo olvides.