posicionamiento en buscadores

RTVE renueva contrato con Kanvas Media

RTVE ha renovado su servicio de marketing online con la agencia consultora de e-marketing Kanvas Media. De este modo, la dirección de Radio y Televisión Española ha decidido continuar con el contrato que había firmado con la mencionada agencia de e-marketing el pasado año 2010.

La agencia de marketing online Kanvas Media forma parte del Grupo Barrabés, y entre sus servicios está el de consolidar la marca de sus clientes a través de los diferentes procesos en internet y nuevos medios, optimizando el marketing en buscadores, la dinamización de entornos y medios sociales, la gestión de la reputación online y la analítica web.

El contrato entre RTVE y la consultora de e-marketing Kanvas Media centra su actividad dentro del entorno de marketing online que propone la empresa ante la competencia, así como trabajar para ubicar los servicios y programas de RTEV dentro de los primeros resultados de búsquedas de las páginas más populares en España como Google o Yahoo.

Otro aspecto importante que se registra entre las acciones a emprender por Kanvas Media al servicio de RTVE es el de publicitar a la empresa de telecomunicaciones en los buscadores y optimizar la marca de la televisión estatal dentro del resto de los medios de comunicación y redes sociales como Facebook y Twitter.

La realización del trabajo será responsabilidad de un equipo multidisciplinario de especialistas y consultores que se unirán a los diferentes departamentos en los que se divide administrativamente RTVE. Para ello se cuenta con un contrato de dos años, con un año más de prórroga en el caso de que cumplan con todas las expectativas propuestas.

Sin lugar a dudas, este es uno de los contratos de marketing online más importante de los que se hayan firmado en estos últimos meses, máxime si tenemos en cuenta el volumen de personas que visita la web de RTVE y la cantidad de información y datos que se mueve alrededor del sitio.

¿Cómo fortalecer las palabras claves en tu web?

Google Trends fortalece keywords de tu webUna de las grandes preocupaciones que tiene toda persona que desea posicionar su página web en cualquiera de los buscadores disponibles en internet está relacionada, directa o indirectamente, con la respuesta que se le da a esta pregunta: ¿cómo fortalecer las palabras claves en la web?

Tal y como hemos comentado en anteriores artículos, el uso de las palabras claves es vital para que nuestra página web exista en internet. En este sentido, el marketing de buscadores aprecia sobremanera la correcta relación que se pueda establecer entre el nombre del dominio de la web, su título, sus palabras claves y el contenido interno de todo el sitio.

Si nosotros logramos establecer un uso correcto de estos cuatro elementos, tenemos un gran terreno promocional ganado. Ahora bien, supongamos que hemos definido el nombre de nuestro sitio y demás detalles en función de los criterios de búsquedas de los internautas. El siguiente paso que debemos dar ahora es saber si realmente esos nombres y esas palabras claves funcionan como mecanismo de atracción de tráfico.

¿Qué hacer entonces? Te voy a dar una recomendación muy particular para que mejores tu trabajo y te lo hagas más cómodo: utiliza Google Trends. Pero, ¿y eso qué es? Google Trends es una potente herramienta del laboratorio de Google, Google Labs, que nos permite saber las tendencias de diferentes temáticas y cómo estas se relacionan con un conjunto de palabras que determinan el tráfico hacia la red. Desde el punto de vista del posicionamiento, es una herramienta muy interesante.

Google Trends nos ofrece muchas utilidades, pero de ellas la más importante va a ser la de poder apreciar comparativamente los resultados de las diferentes palabras claves. De un modo muy sencillo, cuando introducimos diferentes palabras claves en su caja de búsqueda, Google Trends nos ofrece un resultado sorprendente: nos indica el índice de popularidad de cada palabra y su evolución desde 2004.

Para conformar este informe, Google Trends hace una comparación entre las diferentes palabras claves escritas y evalúa su evolución en el tiempo a través de su enorme base de datos, o indagando en los titulares de diversos medios informativos a los que tiene acceso. Su resultado es numérico y gráfico.

Ahora bien, si queremos ser más precisos en nuestro criterio de búsqueda, Google Trends da la opción de realizar una nueva búsqueda especificando el país que nos interese, así como una determinada subregión y la fecha que nos sea más atractiva, con posibilidades de elegir entre los último treinta días o llegar hasta el mismo año 2004. Como para chuparse los dedos.

¿Y esto qué tiene que ver con el fortalecimiento de las palabras claves de una web? Mucho, diría que es fundamental. Imaginemos que ponemos una lista de palabras claves, damos al botón de Buscar y en fracciones de segundos vemos los resultados en pantalla. A cada palabra encontrada y comparada Google Trends le asigna un número, el cual está estrechamente relacionado con el nivel de popularidad de dicho término en la red.

Las palabras claves más buscadas tienen un mayor rango, las menos utilizadas tienen un menor rango incluso llegando hasta cero. ¿Qué nos dicen estos datos? Que la palabra clave con mayor número debería ofrecer un mayor tráfico hacia nuestra web ya que hay muchas personas interesadas en ella.

Las que posee menor puntuación serían poco atrayentes de tráfico. De este modo, Google Trends nos dibuja cuáles son las tendencias de búsquedas de determinado tema y nos ofrece la posibilidad de conocer las palabras que fortalecerían nuestra ubicación en la red.

Una aclaración, no mezclar estos resultados con los que puede ofrecer Google AdWords, son cosas diferentes. Los resultados que ofrece Google en AdWords tienen otro nivel de lectura: mientras más popular es una palabra a veces nos sale más cara en el presupuesto a pagar para promocionarla. Una cosa es posicionarse de un modo natural y otro pagando.

Pues bien, a todo lo dicho sobre Google Trends sólo me queda agregar que sus resultados son un claro reflejo de los temas que más le interesan a las personas en internet; mediante una sencilla búsqueda de palabras encadenadas y separadas por comas podemos conocer claramente si nuestra página se mueve dentro de ese rango de interés social y así determinar el posible grado de popularidad de nuestro trabajo.

Y un detalle final, observa cómo ese conjunto de palabras claves cambia en jerarquía numérica en la medida en que modificamos el país o la zona geográfica, igual ocurre con el tiempo.

¿Qué nos quiere decir esto? Que no podemos ser absolutos, que quizá una palabra sea muy popular en España pero no en Latinoamérica. De este modo, podemos ir adaptando nuestro lenguaje a las diferentes necesidades sociales de cada territorio, haciendo más intenso el tráfico hacia nuestra web en dependencia de hacia dónde queramos enfocar nuestro trabajo.

Posicionamiento y trabajo con imágenes

Como les había dicho en el anterior post sobre posicionamiento, existen cuatro elementos básicos que configuran la anatomía de una página web. En tal sentido vimos que ésta no sólo está compuesta por sólo texto escrito, sino también está formada por imágenes fijas,  en el caso de las fotografías, o en movimiento (audiovisuales) y la música.

Pues bien, aunque parezca una verdad gritada a voces hay que repetirlo: en el caso de las imágenes estas influyen considerablemente en el proceso de posicionamiento de los buscadores. Y digo más, su proceso de influencia es directo, a través de su código HTML, y de un modo indirecto: sobre la manera en que interviene en el proceso de percepción de la web que recibe el internauta.

Veamos primero los elementos técnicos del caso. Una imagen fotográfica que se colocada en una web es un conjunto de información codificada en un archivo de tipo JPEG o GIF. Este archivo tiene un peso que está determinado por la cantidad de pixel que la compongan; en la medida en que aumentan los pixeles aumenta la resolución de la imagen y su tamaño y calidad. Sin embargo, este aumento de la imagen atenta contra el tiempo de carga de la página web en el ordenador. Al haber más datos, la información tarda más en llegar y cargarse.

Es por ello que se recomienda no hacer uso de archivos muy grandes para estas imágenes a no ser que se precise de las mismas por cuestiones profesionales. Los motores de búsquedas tienen muy encueta todos los elementos que de una forma u otra tiendan a ralentizar el proceso de descarga y apertura de una página web, aunque se diga en muchos casos que éstos ignoran las imágenes. Por eso se los digo, es mejor evitar.

Por otra parte, nosotros podemos semantizar el contenido es estas imágenes en la página web aunque en su esencia sean archivos de pixeles. Para ello debemos ir al código HTML e incluir las etiquetas alt=”<descripción de la imagen>”, title=”<Nombre de la imagen asociada al post>” y longdesc=”<Descripción más larga de la imagen>” en el campo que ocupe el código HTML de la imagen: <img src=(…)/>. Esto facilitará el reconocimiento del tema de la imagen por parte de los motores de búsquedas.

Otro elemento que todo administrador o desarrollador de una web debe tener en cuenta es la composición visual de la página web. En este punto debemos conocer que al visitante antes de leer el texto escrito, lo primero que le llega a la mente es la información visual distribuida por toda la página web. Para ello  el diseño del sitio tiene que ser armónico y equilibrado, sencillo, donde cada elemento esté bien ubicado en función de su mensaje. La gente huye de sitios carnavalescos y saturados visualmente. Hay que cuidar el uso de las imágenes y la publicidad.

Un buen ejercicio de marketing online que se enfoque hacia el posicionamiento debe tener todo esto en cuenta, porque no se trata sólo de publicitar un producto, sino el ofrecer algo de calidad y la calidad en este caso es técnica; pero también estética.

Para los que dedicamos horas y horas en poner a funcionar una página web, no nos basta sólo con tener un trabajo bien hecho y tener un buen posicionamiento; sino que también debemos aparecer ante los ojos de los otros con un producto profesional, que se vea que hemos exprimido algo de nuestras neuronas. En internet, la mejor manera de hacerse visible es tener un buen posicionamiento en los buscadores; pero también debemos satisfacer el deseo de quien nos consume para que vuelva una y otra vez.