tendencias en twitter

Posiciónate en Twitter

Twitter SEOSin lugar a dudas, uno de los espacios sociales más activos y que más se mueve en la red es Twitter. Su diseño, pensado para que en él se escriba sólo lo necesario, hace que la gente busque la simplicidad y el mensaje directo, a la vez que éstos sirven de puerta de entrada para las webs, blogs o portales a los que sirve de enlace.

A día de hoy, lo más usual en Twitter es escribir un texto de presentación, generalmente asociado a una noticia, suceso o producto, y dejar seguido el link para acceder a la información completa a la que se hace referencia. Sin embargo, no hay una fórmula exacta para medir tráfico de twitter. Pues bien, ésta es una de las fórmulas por las que Twitter se convierte en una importante fuente de tráfico hacia los sitios webs, máxime si lo que se dice adquiere valor social y se reproduce como virus por la red.

Ahora bien, ¿cómo podemos administrar una cuenta en Twitter que cada día gane seguidores? Siempre lo digo, en este mundo de internet no hay fórmulas divinas, uno nunca sabe cuándo algo (y en este sentido hago referencia a un determinado contenido, cualquiera) se va a convertir en un tema de interés general en internet. No obstante, existen determinados trucos que una vez que se aplican pudieran ayudarnos a mejorar nuestro índice de popularidad en la red, en este caso en Twitter.

Comenzamos por lo que siempre digo: la calidad del contenido, si nuestro producto es de calidad no hace falta hacer mucho ruido, otros lo harán por nosotros; con esto quiero decir que si lo que escribes en Twitter es interesante, la gente te va a seguir poco a poco. Pero, para darle un empujoncito a este largo proceso de sumar y sumar adeptos, podemos comenzar primero por buscar un nombre atractivo a nuestra cuenta: algo corto, que pegue y que hasta cierto punto, tenga que ver con alguna palabra clave que defina nuestro negocio (al final, esa va a ser nuestra razón de ser).

Existen dos elementos más que van a servir de orientación a nuestros seguidores: uno, nuestra dirección web (esta dirá dónde estamos en internet); dos, nuestros datos personales o los datos de nuestra empresa. Lo primero que uno se pregunta cuando encuentra algo interesante en la red es: ¿y éste quién es? O ¿y esto qué cosa es? La respuesta está en esa breve nota de 160 caracteres que escribimos en el apartado Biografía de nuestra configuración de Twitter. No olvides poner tu URL donde dice Sitio Web, eso es muy importante si lo que queremos es generar tráfico hacia nuestro verdadero sitio de internet.

Para finalizar, quiero que tengas bien presente la imagen que quieras utilizar como avatar de tu cuenta: si lo haces a nombre personal, lo ideal es que agregues una fotografía tuya, donde se pueda definir tus rasgos físicos; si lo haces a nombre de una empresa, lo ideal es que utilices el logo de la misma, esto hará que se establezca una relación directa entre  la imagen corporativa de la empresa y la cuenta de Twitter en cuestión.

Y por último, ahora sí, entra todos los días y dedícales una media hora (o más) para actualizarla con nuevo contenido: la gente sigue sólo las cuentas activas, si tienes una cuenta a la que entras y publicas cada cinco años, olvídate, es mejor que la cierres. Mientras más contenidos agregues, mayor será tu posibilidad de conseguir seguidores, ten esto siempre muy presente.

¿Quiénes marcan las tendencias de Twitter?

¿Cuáles son las principales tendencias sociales de las que se hablan más o menos a través de Twitter? Según un estudio realizado por HP‘s Social Computing Research entre los meses de septiembre y octubre del año 2010, y en el que se analizaron cerca de un total de16.320.000 tweets de más de 3.361 temas, se descubrió que el 31% de la información escrita son re- tweets o sea, son refritos enlatados en link, que se van acumulando en cadena, con una duración media de casi cuarenta minutos de fama ¿Qué diría Andy Warhol? Pero lo más sorprendente de todo fue que el 72% de la información dada a través del Twitter, proviene nada más y nada menos, que de los grandes medios tradicionales de comunicación.

En teoría, la mayoría de nosotros utilizamos Twitter para socializar un contenido que a nuestro entender es de interés personal pero común; es como una especie de complicidad colectiva. En sus inicios Twitter fue pensado para que las personas respondieran a la pregunta ¿qué estoy haciendo ahora? Sin embargo, este sentido primario del que partió Twitter se fue modificando por un concepto más socializador pero menos personal, en el cual los individuos, más que escribir sobre vida privada o lo que estaban haciendo en ese instante, comenzaron a escribir sobre lo que estaban leyendo o les resultaba atractivo en la red en ese instante. Y llegó la generación de los links.

Este cambio de tendencia en la forma en que las personas se relacionan y comunican a través del Twitter quedó reflejado en dicho estudio de la Social Computing Research. De este modo se hizo evidente como los grandes medios informativos que producen contenido diario (CNN, Telegraph o The Huffington Post) se han visto fortalecidos con los resultados del análisis, ya que la mayoría de los enlaces que se publican en Twitter están relacionados con las noticias que los mismos publican, aumentando de este modo el tráfico hacia sus páginas webs. Aunque también vale destacar que muchos no lo han sabido aprovechar.

Estamos ante un hecho evidente, en esta feroz competencia por adquirir protagonismo en Twitter aparentemente son los grandes medios de la información los que van a establecer las tendencias del que hablar, día a día, en esta inmensa red social. Otro elemento que salió a relucir en esta investigación fue que la mayoría de los tweets escritos por personas influyentes pasa casi inadvertido, a no ser algún que otro desliz de algún personaje famoso que por su singularidad genere un tráfico intenso de comentarios adversos o burlas.

Pero no te desanimes, todo es relativo, en esta gran parcela a la que llegamos hay espacio para todos; eso sí, el trabajo requiere constancia, máxime cuando tenemos una competencia de altura. Ánimo.