Twitter y Facebook

Tweets promocionados: haz visible tu web

Haz que tu web se mueva y sea más activa en las redes sociales. Al principio fue Google, la que inició la introducción de sus bloques publicitarios en los resultados de búsquedas; luego se puso de moda en Facebook, y los usuarios pudieron apreciar como en la franja derecha de su perfil comenzaban a aparecer los anuncios de productos y servicios que, hasta cierto punto, tienen que ver con sus gustos y preferencias.

Ahora le toca el turno a Twitter, ha llegado la hora de los tweets promocionados, una nueva manera de hacer marketing online sustituyendo la imagen tradicional por el contenido y los links. Como todos conocemos, la esencia de Twitter es precisamente la conexión entre usuarios (productores de contenidos y seguidores), y muchas veces esta fusión entre unos y otros se da a través de los Temas del Momento (hashtags) los cuales se fabrican artificialmente tras una intensa campaña de marketing virtual y otras se genera espontáneamente como resultado de la ingeniería social colectiva.

Con los tweets promocionados los usuarios, que contratan este servicio a terceros, pueden hacer que sus páginas webs, blogs y/o negocios online lleguen a más personas de las que habitualmente tiene en sus cuentas personales de Twitter; de este modo los tweets patrocinados amplifican notablemente su contenido por toda la red (de Twitter) ya que aparecerán en la cuenta o perfil de quien lo contrata pero también aparecerá en los resultados de búsquedas de aquellas palabras claves que tengan relación con Twitter, incluidos los resultados de búsquedas de Google.

Siguiendo el modelo de Google de pago por clic (Pay Per Click: PPC), los tweets promocionados también se le cobran al usuario que contrata este servicio siguiendo la lógica de costo por participación (Cost Per Engagement: CPE), el cual significa que se produce el cobro única y exclusivamente cuando un tercero retweetea un contenido, responde a un anuncio, hace clic o convierte una cuenta de Twitter en favorito partiendo de un tweets promocionado. Un detalle más que hace más económica esta acción de marketing: cada nuevo usuario que retweetea el tweets de un tercero sale gratis, multiplicándose así el eco (viral) de la campaña.

Evidentemente una promoción de estas características tiene que revertirse en el aumento del tráfico de visitas al blog o sitio web y, si se ha sabido escoger muy bien las palabras claves para hacerse visible en internet, esto puede significar un aumento en el índice de ventas de los productos online.

¿Y dónde contratar este producto? Existen muchas webs que permiten contratar este servicio, tanto para anunciantes como para los que quieran promocionar sus productos. La primera referencia llega directamente desde Twitter, en su sección Comienza a Anunciarte se puede hacer la solicitud del servicio rellenando el formulario correspondiente.

Sin embargo, existen otras alternativas a este servicio como se puede apreciar en las páginas web de Sponsored Tweets, MagPie o Paid per Tweet.

 

Facebook asegura garantía de privacidad

Facebook

El equipo de relaciones públicas de Facebook ha salido al paso de las posibles acusaciones de que los datos de sus usuarios pudieran estarse intercambiando entre los anunciantes y sus desarrolladores. En tal sentido, Facebook aclara que mantiene el absoluto secreto de los datos de sus usuarios y que éstos no son ofrecidos a los desarrolladores y equipos de marketing para la puesta en práctica de sus campañas publicitarias.

De este modo, el equipo de Facebook llama a la calma después de que Symantec publicara un informe en el que se revela que es probable que algunas empresas hayan tenido acceso a la base de datos de los perfiles de usuario de Facebook a través de múltiples aplicaciones. En opinión de los voceros de Facebook, actualmente no existen pruebas ni evidencias que demuestren que dicha filtración de datos de usuarios pudiera haberse producido; además, recalcó que los desarrolladores y anunciantes tienen por contrato escrito la prohibición de obtener y compartir cualquier tipo de información relacionada con la privacidad de los usuarios.

Lo cierto es que existe un fallo en el acceso a la base de datos de Facebook. Esta empresa en un comunicado hecho público reconoció la existencia del mismo y agradeció a Symantec el que haya sido ella misma la que lo descubriera y, a la vez, se lo comunicara el pasado mes de abril. No obstante, Facebook asegura que las empresas no ha tenido acceso a los datos por las que se les acusa, con lo cual alerta sobre ciertas “inexactitudes” en el informe que han presentado los de Symantec.

De momento todo parece que ha quedado en un cruce de palabras y malas interpretaciones; sin embargo, lo que sí no ha aclarado Facebook que haría de ser cierta esta información y en efecto, las compañías señaladas se hayan adueñado de una parte de la información de los usuarios que guardan en sus bases de datos. Aún queda mucha tela por dónde cortar, sobre todo aún teniendo fresca en nuestra mente el desastre de seguridad por el que está atravesando Sony en estos días.

La nueva era: marketing 3.0

El mundo se mueve, ya lo dijo Galileo, y en esta era de altas tecnologías el mundo se mueve con una velocidad espantosa, sobre todo en sus tendencias de mercado y mercadotecnia. A día de hoy hemos olvidado ya las antiguas maneras de vender las cosas con una postura lineal, ahora hay que ofrecer vivencias y luego ver si nos consumen más que comprar en sí; porque de lo que se trata hoy no es de vender en sí, sino de crear una comunidad que defienda a ultranza los caprichos de tu marca…

Y es ahí donde llega la publicidad 3.0, o el marketing 3.0, como más les guste. El nuevo modelo de marketing llega con la geolocalización, con la puja de los grupos en las redes sociales, así como con la telefonía móvil y los placeres de Google and Twitter. El marketing 3.0 es el ahora, el acceso inmediato a la ubicación del usuario, la oferta de las variedades de Google Maps y su sistema de clasificación por estrellas y comentarios en Twitter.

En tal sentido, la ola de creatividad interactiva se está moviendo hacia la participación inmediata, ya no vale el simple anuncio de Tome Coca Cola, ahora lo que vale es ahí hay un sitio donde se puede disfrutar de una buena Coca Cola, o un buen café, o un buen servicio de asistencia técnica para tu vehículo; pero todo ello no lo dice la marca ni mucho menos las agencias de marketing, todo esto lo dice el cliente en tiempo real: ve a tal sitio, buen ambiente. Así de sencillo: 140 caracteres que te salvan o te hunden.

Así que no lo pienses, actúa rápido, incluye tu negocio en Google Maps. Ve a la web, haz clic en el link “Incluye tu negocio en Google Maps” y rellena el formulario que te permita existir en tiempo real en el Local Business Center que es ahora Google Places. No lo dudes, vive en la red que es existir en el éxito. Deja que sean los mismos clientes los que hagan tu campaña, paga menos en publicidad y ofrece un mejor servicio. Conviértete en un imán, atrae el mundo hacia ti. Pruébalo.